Adiós a los dolores

En 2019 abrió sus puertas en Belén de Escobar el Instituto de Rehabilitación Integral, donde se tratan todo tipo de dolencias físicas. Kinesiología, reeducación postural y osteopatía son algunas de sus especialidades.

 

Sobre la calle Estrada 885, a dos cuadras de la plaza central de Belén de Escobar, se encuentra el Instituto de Rehabilitación Integral (IRI). Inaugurado el 10 de junio, este nuevo servicio de salud está a cargo de tres profesionales: Nicolás Milazzo, Alexis Acuña y Agustín Corso, quienes son licenciados en Terapia Física -carrera comúnmente conocida como kinesiología- egresados de la Universidad de El Salvador.  

“Ni bien vimos este local supimos que era el indicado. Da a la calle, pasa el colectivo por la puerta, es amplio, céntrico y vidriado. Este semestre superó las expectativas y es mucha la gente que está  viniendo”, afirma Milazzo, a modo de balance sobre esta primera etapa.

Los tres directores se reparten las distintas actividades del instituto: Acuña y Corso se ocupan de la kinesiología convencional con aparatos -Acuña también atiende tratamientos respiratorios-, mientras que Milazzo se aboca a la reeducación postural (RPG) y la osteopatía.

Traumas y lesiones ortopédicas son las consultas más comunes, pero además han tratado problemas vestibulares (oídos), de disfunción mandibular y enseñan ejercicios aeróbicos. “No todo pasa por el golpe o la lesión, hay un montón de patologías que abarca la terapia física y nosotros brindamos todos esos servicios”, explica el profesional.

Respecto a la osteopatía, que no tan es conocida por el común de la gente pero que va ganado terreno por los buenos resultados que logra, Milazzo señala que “es una terapia holística que consta del equilibrio corporal. Una vez que logramos el equilibrio, el dolor de espalda, la contractura, el dolor de cabeza, la acidez o el dormir mal, se equilibra para buscar el bienestar de la persona”.

“Cada dolor puede derivar de muchas cosas, hay que buscar qué lo provoca. Ese dolor es consecuencia de algo, siempre”, explica el especialista en bienestar físico y mental.

Una vez que se encuentra el origen del problema, se lo trata y con el tiempo “el cuerpo sana solo”. Un problema habitual es la lumbalgia, que puede tener 16 posibles causas y es un dolor incómodo y persistente, que a veces es difícil de erradicar.  

Al IRI asisten personas de Escobar, Pilar, Pacheco, Campana, Cardales, Zárate y hasta de Capital y Avellaneda. Muchas de ellas llegan por el boca en boca, otras buscando la osteopatía como alternativa y la mayoría con problemas de lesiones o posturales.

“El tema de la postura conlleva a diferentes lesiones. Uno no se da cuenta, puede estar cómodo en el asiento de su trabajo, leyendo o haciendo una actividad deportiva y la persona se va cerrando. Esos trastornos terminan en cervicalgia o lumbalgia y hay que tratarlos, cuando sabemos de qué provienen más fácil es”, advierte.  

La cobertura de las obras sociales y prepagas es bastante amplia: Austral Salud, Hospital Alemán, Apesa, Medife, Galeno, Omint y Swiss Medical son algunas de ellas.

El establecimiento tiene 150 metros cuadrados y está dividido en dos pisos. En la planta baja un hay corredor de marcha para confeccionar plantillas, gimnasio para rehabilitación física, tres boxes para RPG y otros seis para las sesiones de kinesiología. En el nivel superior están los boxes de osteopatía, psicología y nutrición y un salón para pilates y yoga.

Con el objetivo de seguir creciendo y extender sus servicios, para 2020 prevén organizar ateneos gratuitos para hablar de patologías y hacer hincapié en la prevención.

Por Javier Rubinstein

 

Comments

comments

 

Diseño de paginas en Zona Norte

Directory Wizard powered by www.polldirectory.net