“Hay gente que cuando vende pide cualquier cosa”

Javier Navarrete es una de las caras nuevas del mercado inmobiliario escobarense. Comenzó hace seis años, junto a su hermano Lucas, y tiene su local en Hipólito Yrigoyen 304, casi 25 de Mayo. Su mirada sobre la actualidad local del sector.

1-¿Cómo nace la inmobiliaria?
-Me recibí de martillero público en 2007, me matriculé en 2010 y mientras tanto trabajaba con mi papá en su comercio (Granja Don José). Pensaba encontrar trabajo en alguna inmobiliaria para tomar experiencia, hasta que mi hermano (Lucas) me propuso abrir una. Estuvimos un año trabajando a puertas cerradas, publicando por internet, hasta que tuvimos nuestra clientela.

2-¿Cuándo abren el local?
-Mi viejo tenía este local, se desocupó y empezamos en agosto de 2011. Mi hermano es diseñador multimedia y compartimos el negocio: él se encarga de la imagen de la inmobiliaria y yo soy el titular.

3-¿Por qué elegiste este rubro?
-En el secundario estaba orientado a Ciencias Naturales, pero no sabía bien qué hacer. Mi viejo me propuso ser martillero, que es una linda carrera y tiene buena salida laboral, me acompañó a una charla informativa en Zárate y me gustó. Fueron dos años y medio, pero había cosas que no me convencían.

4-¿Qué no te convencía?
-Se daban cosas muy diferentes… El Código decía que los contratos para viviendas tenían que ser de dos años y tres para los comercios, pero veía que todo el mundo hacía contratos de seis meses o un año. Ahora el Colegio de Martilleros está más encima del profesional.

5-¿Costaron mucho los comienzos?
-El primer año fue bueno. Con la primera venta pagamos todas las deudas que habíamos contraído al abrir. Pero después hubo años difíciles con el cepo y nos costó bastante.

6-¿Algún negocio les permitió hacer una mejor diferencia?
-Hace ocho meses pegamos un loteo que nos dio un buen empuje. Es un proyecto en el cual la gente confía mucho, en la calle Mérmoz.

7-¿Como está este 2017?
-Enero y febrero fueron atípicos. Generalmente en el verano no pasa nada, pero esta vez nos volvieron locos. Así como entraba una propiedad, ya se alquilaba. Además, vendimos bastante. En marzo se frenó. Sí crecieron las consultas por créditos hipotecarios.

8-¿Con qué trabajan más?
-Con los alquileres, de viviendas más que de comercios. Siempre hay.

9-¿Hay oferta suficiente para la demanda actual?
-Hay mucha de uno y dos ambientes, pero faltan casas más grandes o dúplex. Hay familias desesperadas buscando dos dormitorios, porque son cuatro personas que no pueden vivir en un dos ambientes. La demanda es grandísima y es baja la oferta para ese tipo de viviendas.

10-¿El desarrollo de tantos edificios los favorece a ustedes?
-Puede ser en el sentido de que valoriza el mercado, pero se dedican a hacer uno o dos ambientes y son chicos para una familia.

11-¿Ves preparada a la ciudad para este crecimiento?
-Tiene potencial para seguir creciendo, pero deberían planificar mejor las zonificaciones para ver dónde hacer edificios. Se levantaron muchos y no dan abasto los servicios, hasta el tránsito se complicó.

12-¿Cómo están los precios de las propiedades en Escobar?
-Están muy elevados, piden cualquier cosa. Hay casitas de 60 años que están para tirar y los dueños quieren valorizar la tierra pero se van de tema… Piden 250, 280 mil dólares y no hay desarrollador ni arquitecto que la compre. No toda, pero la gente quiere salvarse al vender algo.

13-Pero viene pasando desde hace décadas…
-Sí, siempre fue así. En estos últimos años vendía el que quería vender, el que ponía la casa para escuchar ofertas y salvarse se quedó ahí.

14-¿Todas los inmuebles siguen valuándose en dólares?
-Siempre el mercado estuvo en dólares. Aunque intentaron pesificarlo, fue imposible. Si hoy tenemos que tasar, no te queda otra que hacerlo en dólares.

15-¿Trabajan con otras localidades?
-Más en Belén de Escobar, pero hemos tenido propiedades en Maschwitz y Matheu. Ahí sí los valores cambian, Matheu es más barato y Maschwitz se está equiparando a Escobar.

16-Yendo a tus gustos, ¿un hobby?
-Soy aficionado a los videojuegos de computadora, me gustan mucho. Y otro que lo tengo medio relegado es el de armar rompecabezas.

17-¿Una comida?
-La de mi abuela, soy loco de las pastas.

18-¿Invierno o verano?
-Verano, el frío lo sufro mucho.

19-¿Equipo de fútbol?
-Boca, por la familia, pero no soy fanático.

20-¿Un color?
-Azul o rojo. Y para vestirme, el blanco o el negro, los clásicos.

21-¿Un deseo?
-Seguir progresando, me gustaría vivir más de esto. No pago alquiler, pero hay meses que no entra mucho. Acá todo se divide entre mi hermano y yo, así que me gustaría seguir progresando con él.

Por Javier Rubinstein

Comments

comments

 

Diseño de paginas en Zona Norte

Directory Wizard powered by www.polldirectory.net